Poblaciones Silvestres y su relación con Enfermedades Infecciosas en Costa Rica

Por Andrea Chaves

Costa Rica ha sido declarada de interés mundial debido a que posee una de las más altas riquezas biológicas del mundo, siendo un país líder en el sistema de conservación de recursos naturales. Este liderazgo, sin embargo, debe venir acompañado de desafíos que favorezcan la preservación de los recursos naturales. A partir del análisis de la realidad del país, anticipar los riesgos y necesidades de salud involucrando las poblaciones de animales silvestres, se ha vuelta una necesidad imperante.

El estudio de enfermedades infecciosas tomando en cuenta la fauna silvestre neotropical y un análisis ecológico desde un enfoque interdisciplinario se constituyen en herramientas fundamentales para apoyar la toma de decisiones en todos los niveles de gestión. Desde esta perspectiva, hemos desarrollado la investigación en ecología de enfermedades en tres grandes áreas.

La identificación de poblaciones silvestres susceptibles y en condiciones de riesgo a determinadas enfermedades tropicales, principalmente debido a cambios en el paisaje, tales como la fragmentación y el cambio en el uso del suelo. En este ámbito hemos evaluado la presencia de agentes infecciosos y el riesgo de una transmisión antropozoonótica de agentes tales como Toxoplasma, Paramyxovirus, Coronavirus, Parvovirus y Plasmodio en felinos silvestres y en primates no humanos, así como Micobacterias y Herpesvirus en lapa roja y su relación con la alteración del paisaje, la cercanía de poblados y por ende a la presencia de animales domésticos y la historia natural de estas especies, permitiendo reconocer zonas de riesgo para estas especies dentro del país.

La otra área de investigación trata de reconocer el papel de la fauna silvestre en el mantenimiento de enfermedades emergentes y reemergentes relevantes en nuestra región. Se puede ejemplificar con investigaciones en roedores silvestres y murciélagos y la presencia de agentes virales tales como Virus del Dengue, Virus del Oeste del Nilo, Virus de la Encefalitis Equina Venezolana, Plasmodio y su relación con factores tales como biodiversidad de especies, cambios en hábitats naturales y cercanía a ambientes urbanos que sean determinantes en la aparición o incremento de estas enfermedades en las poblaciones animales y, eventualmente, humanas.

Por último la investigación en ambientes marinos ha sido un área desarrollada con el estudio de poblaciones marinas en riesgo, como es el caso de las tortugas marinas, relacionando por ejemplo, la presencia de ChHV5 con fibropapilomatosis y factores ambientales y antropológicos que directamente se relacionan con la aparición de esta enfermedad, evaluando esta situación tanto en tortugas anidantes como de arribada y de forrajeo en el Pacífico de Costa Rica y Nicaragua.

Leave a Comment